Y éstos somos nosotros

Por si alguno no sabe cómo hemos llegado hasta aquí, os vamos a contar la historia de Get Beat.

“Get Beat” comenzó como “Get Back!” allá por el año 2005, en la cabeza de Javier Ibáñez, cuando juntó a varios músicos (por llamarlos de alguna manera) que, más atraídos por el alcohol y otro tipo de sustancias que por la música en sí, deciden unirse a la banda “a ver qué pasa”.Lo que pasó fue que unos vienen y otros se van, y entre guitarristas, bajistas y demás, todo fue cambiando vertiginosamente.

El cantante de Get Beat, Pedro L. Azcárraga, ante la perspectiva de encasillarse en el salón de su casa, y principalmente motivado por las múltiples amenazas de sus vecinos, se une a la cosa allá por el 2007, y como ve que allí nadie le reprocha sus berridos (más que nada porque todos están sordos y en avanzado estado de embriaguez) se queda tan ricamente. Tras pasar por allí varios músicos ante sus ojos, un día aparece un tipo italiano, Marco Buccigrossi, teclista, guitarrista y cantante, que empezando porque no entiende nada, y siguiendo porque no tiene un pelo de tonto, decide quedarse en la banda ante la perspectiva de fama, dinero y champú gratis que cree entender que se le ofrece debido a su total desconocimiento de la lengua de Cervantes. Muy poco después se sube al tren Miguel Angel Villafruela que, harto de tener a pacientes haciendo gorgoritos ante sus ojos, decide comenzar a hacerlos él ante el público y se cuelga de los hombros un bajo como el de Paul McCartney, engañando a todos haciéndoles creer que sabe tocarlo (¡e incluso que sabe cantar!). Su éxito es tan contundente que la banda lo admite inmediatamente y siguen tocando por los garitos más infectos de todo el país, recogiendo los frutos de sus arduos esfuerzos en sus conciertos (principalmente, más que frutos, hortalizas, para ser exactos).

Ante esta perspectiva, el batería y la guitarrista, que eran los únicos inteligentes en todo este tinglado, y hartos de comer ensaladas con los resultados de sus actuaciones, deciden salir por patas antes de que sus tímpanos sean seriamente dañados, y acto seguido se incorpora Ignacio Villafruela, batería de los de la vieja escuela y el único integrante de esta banda tributo a los melenudos de Liverpool que realmente tiene pelo propio (¡y mucho!). Y para ponerle la guinda al pastel aparece Luis Fernández, guitarrista de “medio pelo” (más que nada por su incipiente calvicie, para no desentonar con el resto) que hace denodados esfuerzos por alcanzar el nivel que ofrece la banda, es decir, empeorar su técnica musical hasta que consigue que no se note que toca mucho mejor que el resto. De todo esto nace GET BEAT, banda tributo a The Beatles que ha sido la única en el mundo capaz de que el mismísimo John Winston Lennon se revuelva en su tumba y clame: “¡que alguien detenga esto, por Dios!” lo cual, teniendo en cuenta el ateísmo exacerbado del Beatle más carismático, dudamos que nadie pueda volver a conseguir.

“Here they are…GetBeat!”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en GetBeat, Pedro y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Y éstos somos nosotros

    • Se comenta que se ha visto al fantasma de George Harrison blandiendo una de sus guitarras a modo de bate de béisbol buscando a los miembros de la banda en los ambientes más oscuros de la capital… Lo que no se sabe es si era el fantasma de Harrison o un fantasma nocturno de los que abundan por Madrid…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s