Los bajos de McCartney (I)

Como todos sabéis, McCartney era el bajista de The Beatles. Aunque, en realidad, fue mucho más. Paul ha sido y es uno de los grandes músicos pop de nuestro tiempo. Además de tocar el bajo, toca eficientemente el piano y la guitarra. Se le ha visto tocando el ukelele y hay un famoso tema en el que toca la batería. Y sobre todo es un gran compositor y cantante. Realmente lo del bajo no era su vocación. Lo que pasó es que ni George ni John quería tocarlo. Y cuando se fue su primer bajista, Stuart Sutcliffe (que murió joven), no le quedó a Paul más remedio que hacerse cargo del bajo. Maravillosa casualidad del destino que revolucionó la concepción de este instrumento. A partir de ahí el público comenzó a escucharlo y millones de jóvenes en el mundo nos apuntamos a tocarlo.

Los datos que os voy a contar están sacados de un artículo publicado den el Beatles Garden en junio de 2010. Está firmado por nuestro amigo Xosé C. Gándara., profesor del Conservatorio de Logroño, bajista profesional y profundo conocedor de todo lo que rodea a Los Beatles. ¡Un abrazo para él desde aquí!.

El primer bajo de Paul no era un bajo, sino una guitarra reconvertida a bajo. La Rosetti Solid 7. Realmente estaba diseñada en la casa Egmond (holandesa). Esta casa exportaba al resto de Europa y en Inglaterra era la firma Rosetti, en Londres, la que la importaba y distribuía, de ahí su nombre, que en realidad correspondía a la Egmond ES 113/22 M CA. En 1960 fue comprada en la tienda Hessy´s de Liverpool por un chavalote de 18 años. La guitarra era de caja semisólida y no tenía alma en el mástil. Este modelo tenía 2 pastillas. Fue escogida por el músico porque era de las pocas guitarras que tenían forma simétrica, lo cual permitía ser tocada por un zurdo. Los otros dos modelos simétricos de la época eran la Höfner Colorama y la Framus Hollywood. La Rosetti era la más barata de las tres. Paul la puso tres cuerdas de piano y la utilizó como bajo, La guitarra “murió” en un concierto en el Club Top Ten en la primavera de 1961. McCartney la tiró al suelo y se pasaron un buen rato pisoteándola entre todos. Parece que lo de destrozar instrumentos en el escenario viene de antiguo  y nuestros Beatles fueron también pioneros en esa práctica

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Beatles y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s