Los bajos de McCartney (II)

Hablemos del bajo mítico de nuestro Paul. El Hofner bass 500/1. Rebautizado después como violín bass y en honor a su intérprete como el cavern-bass y Beatle-bass. Fué comprado por Paul en una tienda de Hamburgo allá por febrero de 1961 por un precio aproximado de 30 libras. Fabricado por la familia Höfner, maestros luthier especializados en instrumentos clásicos de cuerda. Realmente su forma está inspirada en el contrabajo y no en el violín. Durante mucho tiempo fueron bajos huecos, por lo que pesaban muy poco. Es un bajo simétrico, lo cual permitía que pudiera ser tocado sin problemas por un músico zurdo, simplemente  cambiando las cuerdas de posición. Lleva dos pastillas que pueden ser tocadas juntas o por separado manipulando unos conmutadores situados entre los dos controles de volumen de cada una. No tienen controles de tono (ni falta que les hace). La pastilla del mástil es la responsable del sonido cálido, dulce y “gordo” de este bajo. Tan gordo que el dueño de un estudio donde grabamos (Doppler Media) lo tomó como ejemplo para mostrar a sus clientes Heavys lo que era un sonido de bajo “de verdad”. La pastilla del puente le da un sonido más agresivo, sobre todo si se toca sola. Combinada con la del mástil le da una cierta versatilidad sonora e este bajo. Su mástil es muy fino, por tanto muy cómodo de tocar. Pero el bajo tiene un defecto fundamental. El puente es de madera y completamente móvil, como el de los violines. El sistema de quintaje de las cuerdas no es por selletas regulables, sino que las selletas tienen solo 4 posiciones posibles. Esto, unido a la falta de fijación del puente, hacen que el quintaje perfecto de este bajo sea entre muy difícil e imposible. También tiene otro defecto de bajo antigüo: Slapear con el no es tarea fácil. Yo, al menos no lo he logrado.

Es el bajo para sonar a Beatles. Otros bajos no sirven para este fin. Ni siquiera bajos de otras marcas con este mismo diseño (los Epiphone, por ejemplo). Su tímbrica es peculiar y única, incluso en los bajos Hofner Contemporary Made in China (como el que toco yo. Lo siento, amigos, no me gasto 2000 euros en uno Alemán). Estos últimos no son huecos del todo. Llevan un reforzado de madera bajo las pastillas para evitar acoples. Hofner fabrica otros de gama aun más baja (Ignition), de los cuales no tengo referencia.

También debo decir que, en mi opinión, es un bajo poco versátil. Puede ser utilizado por su sonido que recuerda al contrabajo. Pero creo que otros bajos de cuerpo sólido dan bastante más juego sonoro y de ejecución

Y nos olvidamos de las cuerdas. Detalle muy importante. Si quieres sonar a Beatle debes usar este bajo con cuerdas de entorchado plano recubiertas de Nylon (de color negro).

Y ahora disfrutad de este músico

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Beatles, GetBeat y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los bajos de McCartney (II)

  1. Paul tenía al menos dos bajos violín. Uno le desapareció justo después del rodaje de Revolution. La correa abrochaba en el mástil y era de un color más oscuro. El otro abrochaba en el cuerpo. Se pueden distinguir ambos en los vídeos de Revolution y Get Back. Gracias por vuestros artículos.

  2. Gracias a ti por la información. Siempre está bien aprender un poco más.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s