Pedro “Lennon”

Pedro "Lennon"

Pedro “Lennon”

Pedro comenzó a cantar a la temprana edad de 2 años, concretamente en el momento de irse a dormir a la cama, que era cuando mejor podía oírse (¡la lógica es aplastante!). Tras el incomparable éxito obtenido por sus serenatas nocturnas, tardó en volver a ejercer (unos 20 años), esta vez con una cantautora llamada Virginia, la cual se sorprendió tanto de la voz de Pedro que decidió cantar solamente ella y colgarle una guitarra acústica. Al tiempo, Pedro engañó al otro guitarrista de Virginia, llamado Ángel, para montar una banda de rock, y se juntó con otros dos colgaos para formar “Chalet 36”: un rotundo fracaso. Poco después se encuentra con un amigo de la adolescencia (David “Brujo”), al que engaña para unirse a su proyecto de funk/disco, “Jungla Sonora”, pensando que por fin iba a conseguir tener cientos de chatis bailando como locas frente a él. Consigue agotar el inagotable talento de su colega (y su paciencia) y esto hace que engañe de nuevo, esta vez al batería de Jungla Sonora (Alberto), para montar “Violín Rojo”, una banda de versiones de rock.

El funk no funcionó. No contento con haber engañado al batería, repesca a Ángel (no sabemos qué pudo contarle) y se lanzan a tocar por todo Madrid, saliendo a toda prisa de todos los locales perseguidos por público y promotores: todo un récord. Debido a las deudas contraídas y a las amenazas de muerte que pesan sobre la banda, deciden cambiar de nombre y engañar a otro batería (Jose). Nace “Dulce Apatía”, donde Pedro ya se desata y ofrece todo su repertorio interminable de batallitas, berridos y poses que quedan de maravilla (según el interesado, of course) en las pocas fotos que sobreviven a la rotura de las cámaras. Más tarde, de nuevo engaña a otro batería (a estas alturas ya es todo un especialista en el tema), llamado Senén, que cree que Pedro es un diamante en bruto y se da cuenta que de diamante no tiene nada, para montar otro proyecto llamado “Bülaím”, por el que contrae de nuevo múltiples deudas y es perseguido por todo tipo de “seguidores” con las facturas de sus otorrinos en mano.

Poco después, y ya convertido en un maestro del engaño, consigue embaucar a toda una banda ya formada (Get Beat) de que es un gran cantante, y con un denodado esfuerzo, consigue expulsar a todos sus miembros (fundador incluido) y continuar engañando a los que son hoy los miembros de esta banda “tributo” a los Beatles: Miguel Angel, Marco, Ignacio y Luis. Como Pedro se da cuenta de que engañar a los baterías es peligroso, ya que no suelen ser precisamente los músicos más delicados y cuidadosos, decide, por bien de su salud traumatológica, ponerse a “tocar” la batería. Y para colmo, lo hace en dos bandas, ambas con su hermana Lucía (la familia, claro) como cantante: The Crossroaders (versiones de rock/blues) y Blues Stop (standards de blues). Pero Pedro también ha sido, a su vez, víctima de engaños: una profesora de canto llamada Natalia le convenció de que podía hacer de él un gran cantante y consiguió mantenerlo completamente ajeno a la cruda realidad durante casi seis años, período en el cual se forjó una gran amistad entre Natalia y sus tapones de silicona.

Últimamente Pedro, engañado por los familiares y amigos que acuden a sus conciertos, sufre el delirio de creerse John Lennon, con lo que adquirió en el rastro unas gafas redondas y aporrea todas las guitarras que caen en sus manos para asegurarse un puesto no en la banda, sino en el psiquiátrico más cercano. A pesar de su avanzada alopecia, que disimula con todo tipo de gorras y sombreros, ha devorado todas las grabaciones que dejaron los fab four, ya que hasta entrar en la banda solamente había escuchado, como todo el mundo, los famosos álbumes rojo y azul y no era capaz de distinguir entre las voces de John y Paul (y seguramente ni siquiera de las de George y Ringo) y por eso en la banda se empeña en cantar todas las canciones pensando que son de su adorado Lennon.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en GetBeat, Pedro y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pedro “Lennon”

  1. Pingback: Epiphone Casino | Get Beat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s