Una de cal y otra de arena

En enero de 1964, los Beatles estaban en plena rampa de despegue de su popularidad. El primer evento que hicieron en el extranjero aquel año fue en el Olimpia en París. Para empezar, Ringo llegó tarde a esos conciertos debido a problemas con la niebla en Liverpool. La primera noche salieron bastante descontentos por varios motivos: la organización del concierto, su propio sonido y lo peor de todo: problemas con los equipos. Los amplis llegaron a estropearse hasta 3 veces. El propio George llegó a sospechar un sabotaje. Por otro lado, la recepción del público, para sorpresa mayormente masculino, no fue todo lo calurosa que se esperaba. Parecía no haber feeling entre los músicos y el público. Incluso, la prensa francesa se mostró fría y las reseñas periodísticas fueron un tanto neutras.

Pero no todo iba a ser malo. Mientras se hospedaban en el Hotel Jorge V, recibieron una buena noticia por telegrama. Su I wanna hold your hand había llegado al número 1 en USA, lo que produjo el fenómeno de aumentar las ventas de su disco anterior (Please Please Me). Y con este terreno abonado, acudieron al Ed Sullivan Show. Para rematar la faena, el agente teatral del Carnegie Hall de New York cerró con su manager dos fechas en tal auditorio por una suma de 7000 dolares.

Después vino lo de traducir al alemán dicho tema, como hicieron con She loves you. Pero eso es otra historia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Beatles, Miguel y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s