“Images of a woman”

En 1966 los Beatles tenían planeado tocar en Japón como parte de su gira. Tocarían en el famoso Budokan, un lugar principalmente reservado a las luchas de sumo. El sumo en Japón es un deporte que aunque pueda parecer gracioso a los occidentales, tipos gordos con poca ropa empujándose, guarda una importancia histórica y un ritual a su alrededor literalmente sagrado para algunos. Que un grupo de rock occidental pisara dicho lugar para profanarlo con su música era una importante afrenta para los más conservadores.  Y eso significa problemas de seguridad. Los Beatles fueron amenazados de muerte.

Por si fuera poco, y para variar, el fenómeno fan en el país era exagerado, llegando a ser peligroso. Sumado a las amenazas de muerte se decidió que los cuatro no salieran del hotel nada más que para tocar. Así que allí estaban, en el Tokio Hilton, encerrados y aburridos por motivos de seguridad. Hasta que Epstein decidió acercarles un lienzo y unas pinturas, lo que resultó en el cuadro “Images of a woman”.

Phillip Weiss Auctions

Phillip Weiss Auctions

Cada esquina la pintó uno de los Beatles representando a una mujer y el círculo central, firmado por los cuatro, quedó en blanco porque encima había una lámpara apoyada (el lienzo estaba apoyado sobre una mesa, y era para que no se moviera). Se lo regalaron al presidente del club de fans Japonés, luego pasó a un coleccionista japonés y el año pasado fue subastado por un total de 155.250 dólares.

Esta entrada fue publicada en Ignacio y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s